Tegucigalpa, Honduras. Seis estudiantes se hicieron presente este miércoles a los Juzgados de Letra de lo Penal en la capital hondureña, acusados por privación de la libertad y usurpación por las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Anteriormente les habían suspendido la audiciencia el pasado 14 de julio los estudiantes, pero hoy comparecieron a este órgano acompañados de sus familiares, defensores de Derechos Humanos  y integrantes del Movimiento Estudiantil.

Las acusadas corresponden a los nombres de Gloria Sarahí Mejia, Génesis Aracely Andino, Any Raquel Blanco, Karen Giselle Reyes, Tiffany Nicolle Zúniga y Tony José Barahona.

La audiencia se celebró con normalidad, a pesar que en la audiencia de imputados realizada el 17 de junio no se respetó el debido proceso, porque el requerimiento fiscal para la detención de estudiantes no fue autorizado por la rectora Julieta Castellanos, ni otra autoridad universitaria. Sumado a esto ninguna de las supuestas víctimas que eran privadas de libertad presentaron su denuncia.

Por otra parte las autoridades universitarias haciendo uso del proceso administrativo, hicieron llegar una hoja de citación para audiencia de descargo o defensa a realizarse el 04 de agosto en la Máxima Casa de Estudios.

La forma de acusación a través de los juzgados y utilizando el proceso administrativo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) se ha convertido en una estrategia constante de criminalización de estudiantes organizados. En este momento 20 estudiantes de Tegucigalpa y uno de San Pedro Sula tienen procesos similares.

Por su parte la Gloria Pacheco, madre de una de las estudiantes exige “En primer instancia que cesen de criminalizar a cada estudiante, porque la libre expresión es algo de libertad en la Universidad para el estudiante”

El seguimiento de la audiencia se llevará a cabo el próximo nueve de agosto para revisión de pruebas de ambas partes.

Redacción. Nancy García / Fotografía: Carlos del Cid