#NosotrasParamos. Cobertura colaborativa. Fotografía de Emergente. Usada con permiso.

#NosotrasParamos Cobertura colaborativa Foto Emergentes

Esta es una adaptación al artículo original publicado por Facción Latina en Medium, y es reproducido por Global Voices con su consentimiento.

El pasado 8 de marzo de 2017, las mujeres de Latinoamérica salieron a las calles en lo que se conoció como el Paro Internacional de Mujeres. Este video de Emergentes, muestra un resumen de la jornada.

Para entender qué fue lo que animó a miles de mujeres a protestar, activistas de Uruguay, Brasil, Perú, Bolivia y Venezuela del colectivo Facción Latina hicieron a la pregunta: ¿Por qué fue importante el Paro en tu territorio? Aquí sus respuestas.

Uruguay

Federica Turbán, trabajadora social, especialista en la problemática de violencia de género y generaciones y activista feminista integrante de Mujeres en el Horno y Diez de Cada Diez comentó:

Este 8 de Marzo, las Mujeres Uruguayas, organizadas e independientes, trabajadoras remuneradas y no remuneradas, autónomas o autoconvocadas, adherimos y convocamos a una jornada de Paro, Lucha, Resistencia y Movilización, nucleadas y articuladas en una Plataforma que es Nacional, Latinoamericana y Mundial, con la consigna #SiParamosLasMujeresParamosElMundo.

Se realizaron múltiples y diversas actividades en todo el territorio nacional, desde las capitales de los Departamentos, hasta los pueblitos del interior rural. Las convocatorias fueron variadas y han venido surgiendo de la sociedad civil organizada, los movimientos sociales, sindicales, estudiantiles, organizaciones feministas, entre otras. A su vez el Gobierno, mediante algunas circulares Ministeriales, manifestó su apoyo y compromiso con el Paro de Mujeres.

Los motivos por los que paramos, son diversos, heterogéneos, individuales, colectivos, simbólicos, materiales, culturales, económicos y sociales. Obedecen a los históricos reclamos de las mujeres en términos de igualdad de oportunidades y derechos en todos los ámbitos de producción y reproducción de la vida pública y privada, pero fundamentalmente por el Derecho de las Mujeres a vivir una Vida Libre de cualquier tipo de Violencia, que atente contra la Autonomía de nuestros cuerpos, como territorios históricamente en disputa.

Números rojos:

Brasil

Driade Aguiar, editora de Midia Ninja y miembro de Fora Do Eixo dijo:

En el caso de Rio de Janeiro, el Paro Internacional de las Mujeres se vió como una oportunidad de conectar a las mujeres de nuestro país con América Latina. Para nosotras esta es una lucha incansable, para que Brasil se entienda como parte de la región, porque es momento de la lucha de las mujeres se unifique. Así mismo, la marcha contra Trump de las Women’s March también fue motivante. En este contexto, el Paro Internacional de Mujeres es una excusa para mostrar que las mujeres estamos unificadas en una sola pauta.

Aquí, en Brasil, se está pensando bien fuerte como trabajar el eje económico. Hay que entender que pensar en un paro en este país es sumamente simbólico por el peso y el tamaño de nuestra economía. Desde este lugar se están pensando acciones para concientizar a la mujer sobre su rol en la economía brasileña.

Números rojos:

  • Según el Mapa de Violencia de Brasil, en un índice de 83 países, Brasil ocupa el lugar número 50 de países donde mueren más mujeres.
  • Según cifras del gobierno, los tipos de violencia denunciada por la mujer: 51,7% correspondieron a violencia física; 31,8%, a violencia psicológica; 6,01%, a violencia moral; 5,05%, violencia sexual; y 0,23% a tráfico de personas.
  • 3 de cada 5 mujeres jóvenes ya sufrieron violencia en sus relaciones.

Bolivia

Elena Apílnaez Piniella de Ni una Menos Bolivia explicó:

#NiUnaMenosBolivia somos un movimiento ciudadano colectivo, no institucional, no político partidario impulsado por mujeres feministas indignadas y hartas de la creciente situación de violencia machista y feminicida contra las mujeres y niñas en Bolivia, cuya máxima y más dramática expresión es la ola de feminicidios que está viviendo el país. #NiUnaMenosBolivia queremos denunciar la persistente situación de explotación y subordinación de las mujeres en nuestro país.

Números rojos:

Perú

Parwa Orbitas, del colectivo Ni Una Menos Perú comentó:

Este 8M las mujeres peruanas usaron el color morado, el color feminista, paramos nuestras actividades de trabajo durante las 12 y 13 horas, dejamos el trabajo doméstico y de cuidado con el fin de que deje de ser invisibilizado. Marchamos por la igualdad, en contra del giro neoconservador que ha inventado una supuesta “ideología de género”, nos organizamos en muchas regiones del país, hicimos temblar la tierra.
Esperamos que el Estado comience a tomar la igualdad y la violencia machista como un prioridad.

Números rojos:

Venezuela

Guillermina Soria. Red de Información por el Aborto Seguro, en la Escuela de Feminismo Popular, Identidades y Sexualidades Revolucionarias.

En Venezuela vamos a centrar el paro en el tema de la violencia obstétrica, que viene afectando fuertemente a las mujeres, sobre todo en el marco de la guerra económica que está enfrentando el país, las dificultades para el acceso a los insumos y el permanente saboteo médico hacen que la situación de las mujeres más pobres sea dramática al momento de parir.

Nosotras paramos en contra de la violencia ejercida cotidiana y categóricamente en contra del cuerpo de las mujeres. Paramos en contra de la colonización de nuestros cuerpos y de la medicina ejercida desde la lógica capitalista y patriarcal. Paramos en contra de la violencia obstétrica, que aprovecha las situaciones de mayor vulnerabilidad física y emocional para atacarnos. Paramos para denunciar que la gran mayoría de las cesáreas realizadas en Latinoamérica se planifican en función de los intereses de los médicos y no como forma de cuidar nuestros cuerpos y nuestras vidas. Para denunciar que somos víctimas de maltratos y humillación cuando decidimos interrumpir embarazos no deseados. Paramos para denunciar que la dignidad y la salud de las mujeres no forman parte de los criterios a considerar por la mayoría de los sistemas de salud al momento de planificar las políticas de atención. Paramos porque el maltrato médico durante el parto y la interrupción del embarazo no es condenado, ni legal, ni moralmente. Paramos como un cuerpo colectivo que protege y defiende cada uno de nuestros cuerpos maltratados en las salas de espera y cuartos de atención hospitalaria. Paramos para que todo cambie.

Números rojos:

  • En 2012, según el Anuario de Mortalidad del Ministerio de Salud (último en ser publicado), ocurrieron 415 muertes maternas. Las principales causas de mortalidad materna, detalladas en el documento oficial, son los trastornos hipertensivos en el embarazo (preeclampsia y eclampsia), otras afecciones obstétricas, complicaciones del parto y el alumbramiento, y los abortos inseguros.