“hasta cuándo aguantaremos pará la lluvia dios es demasiada no la bebe la tierra se atraganta y somos casi nada trazos de tiza borrados por el agua…” Liliana Ancalao, Comodoro Rivadavia.

El pasado miércoles 29 de marzo la ciudad del viento, Comodoro Rivadavia, se vio sacudida por un fuerte temporal que se extendió hacia La Pampa, San Luis, Catamarca, Tucumán, Mendoza, Salta.
Luego de varios días de intensas lluvias, Comodoro fue una de las ciudades más afectadas, declarándose zona de catástrofe. Rutas cortadas, barrios aislados, viviendas bajo el lodo, autos arrastrados hacia el mar y un total de 8.000 evacuados en distintos centros de atención, entre ellos gimnasios, escuelas, casas de familias solidarizadas, bibliotecas y centros vecinales, hicieron de la ciudad un lugar sin consuelo.
Comodoro Rivadavia, una ciudad que muchas veces se ve azotada por grandes ventarrones, por desmesuradas perforaciones, donde el oro negro divide entre los que más tienen y los nadies, donde los recursos humanos y naturales parecieran ser infinitos, mientras los desechos van a parar al mar. Una ciudad que queda bien al sur, que queda a unos 1.800 kilómetros de Córdoba, Capital.
A pesar del mal tiempo, de la lluvia insaciable y las distancias “inalcanzables”, es mucha la gente que se arremango, se puso las botas y salió a la calle a combatir el dolor, a dar un haz de luz. Vecinos de todos los barrios salieron con pico y pala a limpiar las calles, a socorrer a los más necesitados, a brindar traslados, a ofrecer servicios de salud, a servir un plato de comida caliente, a sumar manos, a dar un abrazo. Fueron y son muchas las provincias solidarizadas con el sur: refuerzos médicos que llegan de distintos lugares, bomberos, asistencia social, camiones repletos de donaciones varias, mensajes de aliento y fuerzas vuelan de una punta a la otra.
Para los próximos días se siguen esperando lluvias, la ciudad está alerta y nosotros también. Ayer sábado por la mañana salió desde la central de policía de Córdoba un camión cargado de ropa, calzado, colchones, frazadas, pañales, agua potable, elementos de limpieza, de botiquín e higiene.
La Asociación Civil Chubutenses en Córdoba espera poder volver a recaudar y llenar otro camión para enviar el finde semana largo. Para ello podés acercar tus donaciones a la Asociación que está en la calle Simón de Bolívar, al lado de Tribunales I, de 9 a 19hs. También te podés comunicar con Fernando Poeta al teléfono 351-2356214 .
Lo que más se está necesitando en estos momentos es: agua, lavandina, elementos de limpieza, de higiene personal y alimentos no perecederos.
Fotos cedidas por: Juani Martinez , Comodoro Rivadavia.