Por: Julieta Calderón

¿Estás cansadx de comer siempre lo mismo? ¿Tenes ganas de probar algo nuevo o distinto? ¿Te sentís privadx de tu libertad sexual? ¿Querés estar con una chica trans pero no te animás? Acá van 5 tips para tener sexo con una chica trans y no fracasar en el intento.

1 – Abrí tu mente

 

Abre tu mente

Todas las personas construimos nuestro conocimiento con la información que nos dan, que buscamos y que encontramos. Muchas veces obtenemos información cargada de prejuicios y estigmatizaciones que cierra nuestra mente. Por eso es importante, antes de estar con una chica trans, tener la mente muy abierta. O sea, dejar de lado toda esa información peyorativa que solo genera miedo e incertidumbre. Así, de esa forma, vas a poder darte cuenta que estás teniendo sexo con una persona y no con ese bicho raro del que todxs se burlan. Si tenés dudas sobre cómo tratarla, lo mejor es preguntarle cómo le gusta que la traten. Escuchá antes de hablar.

 

2 – Keep calm and love

Keep calm and love trans

Keep calm and love trans

Ante tu primera vez con una chica trans, puede que tengas un poco de desconcierto. Aunque muchas veces la intriga puede ser algo motivadora, quizá te lleve a cometer actos de torpeza. Tené en cuenta que las mujeres trans tenemos una carga social muy pesada. Somos, en general, observadas, criticadas e insultadas en forma constante. Se dice que somos agresivas, pero en realidad es que estamos continuamente en modo defensa. Es por ello que en la primera vez podemos estar nerviosas, debido a toda esa carga social que nos imponen, sentimos que debemos estar cumpliendo con muchas expectativas para ser “aceptadas”, más aún cuando se trata de una cita con unx novatx. Se recomienda no hacer preguntas invasivas y preocuparse por hacerla sentir cómoda, la buena onda va a darles la confianza necesaria para comenzar a disfrutar.

3 – ¿Gratis o en efectivo?

2

GRATIS

Como la comunidad trans ha sufrido una vulneración histórica de sus derechos, la mayoría de las chicas trans son trabajadoras sexuales. Algunas por opción, otras por exclusión social. Según cada gusto particular, una persona puede tener sexo con chicas trans pagando una suma determinada o con otras sin costo alguno. Si vas a pagar, tené en cuenta que esa chica a la acudís está ejerciendo una profesión, esa chica presta servicios sexuales, no es una máquina de café. Por lo tanto, debés ajustarte de manera respetuosa a las condiciones que ella disponga según tus intereses. De igual forma, ya sea gratis o en efectivo, no olvides usar preservativos para todos los actos sexuales, como seguramente harás con las demás personas. No te zarpes, recordá que estás con una sobreviviente de la discriminación. Ser trans es sinónimo de valentía, si te zarpás, vas a ver que nos sabemos defender muy bien.

4 – Entrégalo todo

Entrégalo todo

Existe una especie de “fantasía”, que surge de la necesidad de experimentar sobre el amplio espectro de la sexualidad humana. Hay personas que tienen la “fantasía” de ser penetradas por una mujer, ya sea con la mano, un pene postizo o de verdad, etc. Lo cierto es que las mujeres trans solemos ser el blanco de dicha “fantasía”, pero no a todas les gusta ocupar ese rol. Si querés ser penetradx por una mujer trans y ese es tu propósito con respecto a ella, es bueno plantearlo desde un principio, no sirve de nada mentir o hacerle perder el tiempo a la que no desea ocupar ese rol. Andá de frente, con honestidad y no tengas miedo de experimentar, si estás tensx no vas a disfrutarlo. Lo mejor es estar dispuestx a dar todo lo que sea para romper las barreras que oprimen la sexualidad. Ojo, puede ser un camino de ida… XD

5 – Si te quedaste con ganas, repetí

REPETÍ

Puede suceder que la primera vez no cumpla tus expectativas, no te  sientas frustradx, date la oportunidad de probar un segundo o tercer encuentro más. No determines que no te gusta el sexo con una chica trans si solo probaste con una. Si finalmente no te gusta o no es lo tuyo, no es necesario que andes divulgando lo mal que la pasaste, eso puede inhibir a quienes recién comienzan a plantearse la oportunidad de probar algo distinto. Luego de haber tenido tu primera vez con una chica trans, no debés sentir vergüenza de contarlo, debés sentirte orgullosx. Has podido hacer lo que muchxs no se atreven o lo que muchxs ocultan por tener una doble moral. Te liberaste de los prejuicios para no privarte de nada y no hay razón para vivir más hermosa que esa.

Julieta Calderón | Autora del artículo

Julieta Calderón | Autora del artículo

En conclusión, mantené tu cuerpo libre de estigmas, tu mente libre de prejuicios y tu corazón libre de miedos, que lo demás no importa nadaLa presente nota no pretende reflejar la realidad de toda la comunidad trans, está cargada de subjetividades y seguramente existen chicas trans que no se sienten identificadas con el contenido. No se preocupen, la idea no es excluir a nadie ni mucho menos ofender. Si tienen alguna opinión al respecto, no duden en comentarlo.