Texto: Vero Ferrari

El sábado 27 de junio se realizó, tal vez, la marcha LGTB más multitudinaria que haya habido nunca en el Perú, esta vez no por una coyuntura específica, como fueron las últimas marchas por la Unión Civil, sino por el Orgullo, en su décimo cuarta edición. La primera marcha oficial fue el 2001, pero antes ya se habían realizado plantones y otras intervenciones organizados por lxs activistas del Movimiento Homosexual de Lima, la organización más antigua que trata estos temas en el Perú. Ahora existen decenas de organizaciones en Lima y en todo el Perú que han ido fortaleciendo el tejido social que vemos actualmente.

Adrian Portugal/ Supay  Fotos - LIMA

Adrian Portugal/ Supay Fotos – LIMA

Lima reunió a más de 30 mil personas que salieron a marchar y a apoyar las reivindicaciones de la comunidad LGTB peruana en un contexto en donde, hasta la actualidad, no se ha dispuesto ninguna ley ni política pública ni marco jurídico que proteja a las personas con orientación sexual homosexual o bisexual y a las personas transexuales cuya identidad de género no es reconocida ni en el documento más básico de identidad, y el gobierno hace caso omiso a todas las demandas del colectivo LGTB, lo que ocasiona un crimen de odio cada 5 días y mucha violencia y discriminación.

Adrian Portugal/ Supay  Fotos - LIMA

Adrian Portugal/ Supay Fotos – LIMA

Adrian Portugal/ Supay Fotos - LIMA

Adrian Portugal/ Supay Fotos – LIMA

Pero no solo Lima marchó, desde hace mucho tiempo, fuertes comunidades LGTB de Arequipa, Trujillo, Iquitos y Tacna también marcharon para unirse todas en una sola voz siendo el lema político de este año: “Ante el exterminio del Estado, nuestros cuerpos resisten”. Y así es, la comunidad LGTB sigue resistiendo el abandono, la desidia, la negligencia y la irresponsabilidad de nuestros gobernantes con orgullo y con valor. Nada callará nuestras voces y cada vez somos más los que salimos a las calles a protestar, a arengar, a marchar, a luchar y a exigir derechos iguales para todos, y protección y garantía para aquellxs que son más vulnerables.

Es también necesario resaltar que Cusco realizó su primera Marcha del Orgullo, un acontecimiento extraordinario enclavado en el lugar más simbólico y mítico de la historia de nuestro país. El empuje del primer grupo lésbico bisexual de Cusco, Kachkaniraqmi, sacó adelante esta y otras iniciativas visibilizando la situación de la comunidad LGTB en su ciudad y demostrando que con la visibilidad nunca se pierde, es más, se gana dignidad y sueños. (Kachkaniraqmi)

Marcha Cusco Foto: Wilson Chilo

Marcha Cusco
Foto: Wilson Chilo

Marcha Cusco Foto: Colectivo Kachkaniraqmi

Marcha Cusco
Foto: Colectivo Kachkaniraqmi

Marcha IQUITOS Foto: LGTB Iquitos

Marcha IQUITOS
Foto: LGTB Iquitos

Marcha TACNA Foto: LGTB Tacna

Marcha TACNA
Foto: LGTB Tacna

Otro hito importante es el reconocimiento de la necesidad y la urgencia de incluir estas luchas desde los colegios, para tener una nueva generación de peruanos y peruanas libres de homofobia, lesbofobia, bifobia y transfobia, pero también de machismo, racismo y clasismo. Necesitamos construir una revolución educativa que nos haga erradicar las taras coloniales que aún llevamos en nuestras espaldas, como señala la Articulación de Estudiantes por la Diversidad Sexual y de Género: “Quienes tenemos el privilegio de acceder a una educación (ya sea pública o privada), reconocemos el aporte de colectivos y personas que vienen actuando, desde distintos espacios, hace años, por tener una nación más justa e igualitaria para todos y todas. Sin embargo, creemos que nuestras manifestaciones no deben ser solo celebración, sino también demandas políticas por derechos fundamentales para la población LGTBIQ como el acceso a la identidad, a la educación, a un empleo digno y a la salud. Todos de manera gratuita, de calidad, laica, inclusiva, interseccional y cultural. Porque no podemos seguir celebrando mientras en las noticias nuestras trans sigan siendo víctimas de violencia, o nuestras escolares se quiten la vida por la discriminación institucional, o sigamos enterrando a nuestras amigas, por un mal tratamiento del VIH+. Como estudiantes sabemos también que toda esta violencia no solo la encontramos en las calles, sino en el mismo seno familiar, y es desde ahí que estamos revolucionando, desde ese dolor que muchxs sentimos al ser condicionados a vivir bajo un techo y estudiar mientras no seamos disidentes. El activismo nos ha enseñado que podemos formar una familia no sanguínea, nuestrxs compas de lucha, nuestrxs amigxs maricones, machonas, travestis, cuirs”.

Acá les dejamos las fotos que testimonian un día de lucha, de entrega, de coraje, y también de celebración de la vida, de la resistencia, del amor. Mucho orgullo siempre, para todas y todos.

Marcha LIMA Fotos: Maldeojo Foto

Marcha LIMA
Fotos: Maldeojo Foto

Marcha LIMA Fotos: Maldeojo Foto

Marcha LIMA
Fotos: Maldeojo Foto

Marcha LIMA Fotos: Maldeojo Foto

Marcha LIMA
Fotos: Maldeojo Foto