Por Facción Latina

con fotos de Héllyda Calvacanti y Diego Mares

“Presidenta, no se vaya sin recibirnos”, esta es una de las pancartas que cuelga de una de las precarias tiendas apostadas en una de las esquinas de la 9 de julio, principal avenida de la ciudad de Buenos Aires. Es el campamento Qo.Pi.Wi.Ni., desde donde Felix Díaz, qarashé (líder) de la comunidad, permanece desde el mes de febrero con miembros de su comunidad a la espera de ser recibido por la presidenta Cristina Kirchner.

QOMF

Algunas de las protestas realizadas en estos 5 meses. Fotos: Héllyda Calvacanti

El frío del invierno porteño no los doblega: abrazados por Whipalas (bandera de los pueblos andinos), entre fotos y carteles, los Qom, Pilagá, Wichí y Nivaclé resisten y denuncian el “incumplimiento constante” del gobierno de Formosa de Gildo Insfrán respecto de sus obligaciones constitucionales para con los pueblos originarios. Reclaman el fin del despojo de sus territorios, que se cumplan los acuerdos firmados en 2011, el cumplimiento de las leyes nacionales e internacionales que los protegen y justicia por Roberto López, entre otras cosas. A todo eso se suma el procesamiento de Díaz por “usurpación” de territorio.

QOMB

Una niña qom juega en su carpa. Fotos: Héllyda Cavalcanti

En estos cinco meses presentaron notas, petitorios, realizaron cortes de calles. Hasta debieron soportar el intento de desalojo por parte de la policía.

QOMC

El acampe en plena 9 de Julio. Fotos: Héllyda Cavalcanti

qomd

El lunes, la policía cercó el acampe Qo.Pi.Wi.Ni. Foto: Héllyda Calvacanti

Qo.Pi.Wi.Ni.

Nadie los escuchaba, hasta ayer. Finalmente, representantes de la comunidad lograron reunirse con Martin Fresneda, Secretario de Derechos Humanos de la Nación y dejaron abierta una mesa de diálogo de la cual también participan los Wichi,los  Pilagá y lo Nivacle. Sin embargo,el acampe continuará hasta tener respuestas concretas del Gobierno Nacional como de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

QOMG

Felix Díaz y el premio Nobel de la Paz, Adolfo Perez Esquivel  Fotos: Héllyda Calvacanti

Ayer, previo al intento de desalojo de la policía, se realizó una ceremonia ancestral alrededor de una fogata, para afirmar los reclamos que vienen sosteniendo y expresar su apoyo a Felix Díaz. “Hacer fogata es retomar parte de nuestra cultura ancestral”, dijo Jorge Palomo, referente wichi de la comunidad de Laguna Yema.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.