El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos por M.A.F.I.A

Se cumplieron 6 años del día en que Luciano Arruga, un joven de 16 años de Lomas del Mirador, fue visto con vida por última vez.

Desde su desaparición, la familia sabía que Luciano había sido una víctima más de la violencia a manos de la polícia, una práctica sistemática sobre chicos humildes en complicidad con los poderes políticos y judiciales.

En 2014, las esperanzas de encontrarlo vivo se diluyeron: tras años de lucha, el cuerpo de Arruga fue encontrado en una fosa NN.

Ese día se develó lo que unos pocos decían y muchos ocultaban: A Luciano lo desaparecieron dos veces, primero la mano asesina de la Policía y luego la impunidad e indiferencia del Estado.

Este fin de semana hubo una gran movilización en Lomas del Mirador bajo la consigna: “Yo sabía, a Luciano lo mató la policía”.

Su hermana, Vanesa Orieta, recuerda todos estos años de lucha que ahora se resignifican en un grito para exigir justicia. Para conocer el texto y la cobertura fotográfica completa, mira aquí