Por su naturaleza el fuego llamea hacia arriba, hacia el cielo, pero las marcas de su paso arrasador permanecen al ras del suelo.
Año tras año, miles de cordobeses se enfrentan cuerpo a cuerpo con el avance de los incendios forestales. Se estima que el 95% de los mismos son causados por la mano del hombre.

Fotografías bajo licencia: CC BY-NC-ND 3.0 – M.A.f.I.A.